jueves, 7 de marzo de 2013

BOLLOS PREÑAOS








Ayer mi hija Fátima me ha pedido bollos preñaos para merendar. Hoy se los he hecho y están buenisimos!!
Los ingredientes son para 8 o 9 bollitos preñaos, de tamano pequeño. Aprox. de 6x8cm cada uno. Si queréis más cantidades dobláis los ingredientes.

INGREDIENTES:

50 gr. de agua.
100 gr. de leche.
20 gr. de levadura fresca.
50 gr. de manteca blanca de cerdo o auténtica mantequilla.
1 huevo pequeño.
1 cucharadita de sal.
250 gr. de harina de fuerza
2 chorizos grandes más bien tiernos.

PREPARACIÓN: THERMOMIX:

Pon el agua y la leche en el Vaso de la Thermomix, programa 2 minutos, 37º, velocidad 2.
Añade la levadura fresca, y mezcla 6 segundos, en velocidad 6.
Añade la manteca, el huevo y la sal y mezcla 10 segundos a velocidad 6.
Echa ahora la mitad de la harina y mezcla 6 segundos a velocidad 6.
Añade el resto de la harina y programa 4 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.

Deja la masa en el Vaso de la Thermomix bien tapada, cubierta con un paño límpio y una bolsa encima hasta que doble su volumen, suele tardar en levar sobre una hora y media más o menos.

Saca del Vaso y sobre la encimera, bien harinada, amásala para desgasificarla (quitarle el aire) y si es necesario añadir un poco más de harina, para que no se pegue a las manos.

Estira la masa y déjala con un grosor de 3 o 4 mm. aprox. (fina, pero no demasiado). Si se puede darle forma retangular.

Cortar con un cuchillo o un cortapizzas unos retángulos de 8x12 cm. aprox. Al cortarlos verás que se encogen un poco, vuelve a pasarle un poco el rodillo a cada uno.

Ahora hay que desmenuzar el chorizo, o hacerlo picadillo sin la piel (a mi me gusta más asi, que el chorizo entero). Y rellenamos cada trocito de masa cortada con el picadillo de chorizo, no demasiado, poniendo en el centro de la masa como una tira alargada. También se puede rellenar de chistorra. Cerramos y unimos las puntas, hasta cubrir bien el chorizo. Damos forma con la mano como si de una croqueta se tratara e intentamos cerrar cualquier hueco que haya quedado.

Precalentar horno a 180 grados, arriba y abajo.

Colocarlos en una bandeja de horno, bien separados, pues crecen un poco. Con papel de horno por debajo. Pincelarlos con huevo batido y dejar sobre 12 o 13 minutos, hasta que estén doraditos, con cuidado de que no se quemen. De cada horno depende el tiempo de horneado.

Se pueden comer fríos o calientes. Yo los prefiero calientes. Muy ricos de las dos maneras.

Los que no vayas a consumir, cuando estén fríos los puedes congelar en una bolsa, cuando quieras utilizarlos, solo tienes que meterlos congelados en el horno sin precalentar 12 o 13 minutos a 180º y están como recién hechos.




Publicar un comentario en la entrada