jueves, 10 de noviembre de 2011

TÉCULA MÉCULA







Es una receta extremeña, del pueblo de Olivenza, cuentan que la dueña de la pastelería donde ahora se hacen estas tartas, encontró la receta en un baúl muy antiguo y que va pasando de generación en generación los secretos de sus ingredientes. O sea que esta tarta tan rica,  la hacemos parecida, pero nunca igual a la original, pues sus ingredientes son secretos. Es muy parecida al mazapán y está de rechupete. Para estas navidades nos vendrá de perlas.

Yo antes de dar con esta receta mía, tuve que estropear 2 tartas anteriores, pues hay demasiadas recetas similares, pero como se cambie algún ingrediente el resultado no es el mismo.

O sea que si seguís bien los pasos que os dejo, os saldrá buenisima.


INGREDIENTES:


250 gr. de almendras crudas y peladas o 250 gr. de almendra picada cruda.
500 gr. de azúcar
250 gr. de agua
6 yemas y 1 clara
50 gr. de manteca de cerdo
50 gr. de mantequilla
70 gr. de harina

PREPARACIÓN:

Yo la preparo en un molde redondo desmoldable. Y hay quien cubre el molde con una masa quebrada o de hojaldre; pero yo la hago sin base. Simplemente cubro el molde con papel de horno vegetal y es ahí donde después echo toda la masa resultante.

Precalentar el horno a 200 º.

En un cazo pequeño con fondo ancho mejor, preparamos el almíbar. Ponemos 250 gr. de agua (un vaso lleno) y añadimos 500 gr. de azúcar. Dejamos hervir unos 14 minutos aproximadamente. Separamos del fuego y lo dejamos enfriar un poco. (Templar)

Se pican las almendras muy finas y se le añade la manteca de cerdo, la mantequilla y le damos vueltas hasta que esté muy mezclada. Ahora añadimos también la harina (70 gr.) y mezclamos de nuevo todo.

Cuando el almíbar esté ya en su punto de calor (templado); lo unimos a la mezcla anterior de almendra. También se puede unir con batidora. Bien mezclado.

Incorporamos 6 yemas y 1 clara y seguimos mezclando bien.

Toda esta masa la vertemos en el molde cubierto o con papel de horno o con la masa quebrada, ahora bajamos el horno a 180 º, durante 35 minutos.

Dejamos enfriar y desmoldamos.

Esta tarta puede aguantar fresca varios días. Pero con lo rica que sale, no creo que os quede tarta para días.


Publicar un comentario en la entrada